• Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Suscribirse a esta lista por medio de RSS. Ver entradas etiquetadas queso manchego

Publicado por en en Noticias

Tras varios artículos hablando del mundo del jamón, hoy nos toca hablar de una de las joyas gastronómicas a nivel mundial que existen en Castilla La Mancha, te hablamos del queso manchego.

En 2015 el queso manchego ha aumentado su producción en nada menos que un 15% lo que equivalen a un total de 14,5 millones de kilos de queso manchego, sobre los 12,7 millones de kilos que se produjeron en 2014. Se destaca de estas cifras que más de la mitad de los quesos manchegos se van fuera de nuestras fronteras, concretamente un 60% se va fuera de España, en torno al 40% lo consumimos los Españoles. Del 60% de los quesos manchegos que se exportan la gran parte van a parar al mercado de Estados Unidos, gran consumidor de productos de calidad y como no podría ser de otra forma de queso manchego, el resto de las exportaciones la completan países más cercanos como Francia, Alemania o Inglaterra.

tabla quesos

Una vez conocidas las cifras del mundo de queso manchego, te vamos a contar un poco como son estos quesos, como se fabrican y que normas tiene el consejo regulador para poder obtener la vitola con la denominación de origen queso manchego.

El primer requisito para elaborar un queso manchego es una leche de primera calidad y para tal fin se utiliza la Oveja Manchega, una oveja que tiene su origen en una raza denominada Ovis aries que cruzo gran parte de la Península Ibérica para asentarse en la comarca natural que hoy conocemos como la Mancha, el clima y la abundancia de pastos le han hecho asentarse en esta región, todo esto sumado a que desde tiempos primitivos las poblaciones de la mancha, domesticaban a la oveja manchega y no permitían que se mezclara con otras razas, esto hizo que hoy día tengamos una raza de oveja manchega mucho más pura y con una materia prima para la elaboración de quesos manchegos de primera calidad.

Oveja manchega

Tras hablar del animal, ahora te hablamos de la norma del consejo regulador para la extracción de la leche que es admitida tanto de forma manual como mecánica, lo que sí es norma de obligado cumplimiento para todos los artesanos, es que inmediatamente después de ordeñar la leche, esta tiene que ser puesta a temperatura máxima de 4º o bien hacer quesos para evitar el desarrollo de organismos microbianos.

En el caso de fabricas que se encuentran alejadas de la explotación de ovejas, la leche se trasportara en cisternas refrigeradas que garantice unas calidades higiénicas optimas y que la temperatura de la leche no superara nunca los 10º hasta la llegada a la fabrica.

oveja manchega 2

Una vez fabricada las piezas de queso manchego el consejo regulador también establece unas pautas: como mínimo el queso manchego tiene que tener una curación siempre superior de 30 días para quesos manchegos de 1,5 kilos de peso o inferior y de 60 días de curación para el resto de pesos de queso manchego. EL máximo en ambos caso será de 24 meses.

Por último para obtener la denominación de queso manchego, las piezas tienen que tener como mínimo un peso de 400 gramos y un máximo de 4 kilos.

La denominación de origen de queso manchego y solo puede obtener esta certificación las elaboraciones realizadas en Albacete, Toledo, Cuenca y Ciudad Real, siendo esta última la sede del consejo regulador de queso manchego.

Y a la hora de comprar queso manchego ¿Cómo lo identifico? Pues bien a la hora de comprar queso, si nuestra opción es que sea queso manchego, en la etiqueta identificativa del queso se debe indicar que ha sido elaborado con leche de oveja manchega, además de que se podrá leer la indicación queso manchego.

queso manchego

Además de la etiqueta de la marca del queso, tendremos la etiqueta identificativa que expide el consejo regulador a las productoras adheridas a la denominación de origen queso manchego, en esta etiqueta podremos encontrar el logotipo del consejo, un numero de serie que sirve para identificar los quesos y que es único para cada pieza, con esta etiqueta tenemos la garantía de que el queso que vamos a comprar ha superado todos los controles de calidad y reúne todos los requisitos para ser queso manchego con denominación de origen.

etiqueta DO

Para tener un control más exhaustivo sumado de las etiquetas identificativas, el queso manchego tiene otra característica para evitar el fraude, si damos la vuelta al queso nos tenemos que encontrar una ficha de caseína donde podremos leer el término “Denominación de origen queso manchego” y un número de identificación.

El queso manchego es muy recomendable para todas las edades ya que nos encontramos con un alimento muy completo, con una fuente muy alta de proteínas, teniendo niveles proteicos similares a los de alguna carne, sumado a la fuente de proteínas el queso manchego tiene todas las cualidades y beneficios de la leche, siendo el queso mucho mas digestivo, también es una gran fuente de vitaminas D, E y A y como no puede ser de otra forma en un producto lácteo el queso manchego es una gran fuente de calcio, fundamental en el proceso de crecimiento y la tercera edad.

Por último te dejamos dos enlaces, el primero al consejo regulador de queso manchego y el segundo con una acceso a nuestra tienda online donde podrás encontrar quesos manchegos con denominación de origen.

0

Publicado por en en Recetas

Vamos a aprovechar el fin de semana para cocinar, hoy te traemos una receta muy deliciosa y que será irresistible, hoy vamos a cocinar palmeras de jamón y queso.

Una elaboración que nos llevara unos 70 minutos aproximadamente aunque gran parte de ella será de cocción en el horno.

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

1

Masa de Hojaldre
Jamón Serrano
Queso, curado o semicurado según al gusto como siempre decimos
Harina
Huevo para pintar las palmeras

¿Ya tenemos todo reunido? Pues nos ponemos a trabajar y lo primero que hacemos es estirar la masa de hojaldre hasta que hagamos un cuadrado, nos ayudaremos de la harina para que no se nos quede pegada a la superficie ni a las manos.

2

Una vez extendida, colocamos el jamón y el queso por encima del hojaldre, recomendamos que sean finas lonchas tanto de jamón como de queso para que al enrollar se nos haga más fácil y no rompamos el hojaldre, por lo que tanto si lo cortas en casa, como si lo compras ya cortado pídelo muy fino.

Con la superficie cubierta con nuestro jamón y queso comenzamos por los laterales a enrollar la palmera, vamos a intentar dejar los pliegues muy juntos y así a la hora de hornear va a quedar mucho más compacta.

Hacemos esta operación con los dos laterales y  nos quedara un rollo como este.

3

Con este rollo nos ponemos a cortar nuestras palmeras y las extendemos sobre papel de horno y las ponemos a hornear a una temperatura de 150º, a los 25 minutos sacamos la bandeja del horno y con el huevo batido pintamos las palmeras de jamón una por una y volvemos a introducirlas en el horno durante otros 30 minutos aproximadamente

4

El tiempo de cocción en el horno siempre es variable ya que como sabréis cada horno tiene más o menos potencia, por lo que lo ideal es ir controlando visualmente como están de hechas y retirarlas en el punto justo, cuando las veamos doraditas.

Una vez doradas nuestras palmeras las sacamos del horno y las dejamos enfriar a temperatura ambiente y las servimos en una bandeja.

Nosotros para esta receta recomendamos al ser un aperitivo, un vino suave y afrutado, tomarlo con un Fragantia Moscato, muy dulce y de baja alcoholización que le da el remate perfecto al aperitivo.

5

Esta receta te va a sorprender porque es una forma diferente de presentar el jamón y queso en la mesa.

Te animamos a que cocines con nosotros este fin de semana y prepares las palmeritas de jamón y queso y lo compartas con nosotros a través de las redes sociales, en Facebook, Google + o Twitter.

Como siempre te recordamos estamos a tu disposición a través de nuestro formulario en nuestra página web.

0

Publicado por en en Recetas

Hoy en nuestro blog, te acercamos una receta muy apetitosa, además una receta muy fácil de preparar.

Te traemos unas quesadillas ibéricas, un plato para servir recién hecho y con una elaboración muy breve, en torno a los 10-15 minutos.

Para la receta de hoy necesitaremos:

1 web

  • Jamón en lonchas, nosotros hemos usado un ibérico para darle un poco más de sabor pero se puede usar cualquier tipo de jamón.
  • Queso curado, nosotros nos decantamos por un queso con DO Manchega igual que en el caso anterior para que se potencie más el sabor y este fuerte, pero si no eres muy fan de este queso puedes usar uno más suave.
  • Tortas de trigo para fajitas, aunque se pueden usar de maíz o integrales, aquí como decimos siempre al gusto de cada uno ya que son recetas que se adaptan a los sabores de cada uno.
  • Aceite de oliva

Una vez tengamos todo comenzamos, poniendo una torta de trigo sobre un plato y vamos rellenando la superficie con lonchas de jamón, no conviene cargarlo mucho porque luego para darlo la vuelta nos va a ser muy molesto.

Cuando cubramos la superficie de la torta de jamón, ponemos el queso cortado en lonchas finas encima del jamón, más fino lo cortemos más se fundirá en la sartén y más jugoso nos quedara el plato.

Cerramos el relleno con otra torta de trigo, hacemos esta operación según el número de quesadillas que queramos, en nuestro caso con 200 gramos de jamón y una cuña de 400 gramos, nos salieron 4 quesadillas y sobro queso, pero esto va a variar según lo que cargues las tortas.

2 web

Una vez tengamos todas las quesadillas preparadas, calentamos una sartén con un chorro de aceite y lo movemos bien por toda la sartén, lo calentamos fuerte y cuando notemos que está muy caliente bajamos el fuego al mínimo y ponemos la quesadilla por el lado del jamón primero y lo dejamos que se haga por ese lado sin que se queme, la vamos mirando con frecuencia y cuando la veas tostada con cuidado de que no se te abra la quesadilla.

3 web

Le damos la vuelta a la cara del queso, preferimos hacer primero la del jamón para servir en el plato con el queso recién fundido, cuando la veamos igual de tostada que la otra cara la retiramos de la sartén y servimos en plato, el queso se habrá quedado fundido por encima del jamón y la jugosidad en la boca va a ser muy buena.

4 web

Por último y para servir puedes cortar las quesadillas en 4 partes para cogerlo de forma más cómoda y solo te queda disfrutarla, el contraste del jamón con el queso recién fundido es una sensación al paladar muy buena y agradable.

Ya solo te queda ponerte manos a la obra y realizar esta receta sencilla, rápida y apta para toda la familia y paladares ya que los ingredientes nos permite utilizar queso más o menos fuerte según nuestros gustos.

Recuerda que estamos a tu servicio y puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario y como siempre te invitamos a que realices la receta con tu familia y lo compartas con nosotros a través de las redes sociales, en Facebook, twitter o google+, ¡buen provecho!

0

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.